ir al contenido
+A

31/05/2018

Consumo de tabaco en Uruguay sigue tendencia a la baja y pasó de 21,6 % de prevalencia a 20,4 % el último año

Datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) confirman un descenso en la cantidad de fumadores en Uruguay en el último año. La última encuesta indica 20,4 % de prevalencia, mientras que la encuesta GAP (2016-2017) había dado 21,6 %. El ministro Jorge Basso dijo que es la disminución más importante, comparada con años anteriores. Asimismo, las cardiopatías asociadas al hábito de fumar se redujeron un 17 % en 10 años.

Foto: MSP

Foto: MSP

El Ministerio de Salud Pública (MSP) presentó la campaña publicitaria 2018 vinculada a la política antitabaco, en el acto realizado este jueves 31 en celebración del Día Mundial Sin Tabaco, encabezado por Basso, titular de la cartera, y en compañía del representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Uruguay, Giovanni Escalante, y del responsable del Programa Nacional para el Control de Tabaco, Enrique Soto.

Las últimas cifras sobre consumo de tabaco extraídas de la Encuesta Continua de Hogares del INE, cerrada a fines de 2017, indican que 20,4 % de la población fuma tabaco, mientras que la Encuesta Mundial sobre Tabaquismo en Adultos (GATS), realizada con la misma metodología y correspondiente a febrero de 2017, ubica ese indicador en 21,6 %.

“Es de las disminuciones más importantes que tuvimos en la última década, ya que anualmente la baja de la prevalencia es de entre 0,5 % y 0,7 %, mientras que ahora es de más del 1 %”, informó.

Basso explicó que este año se pone énfasis en el impacto que tiene el consumo de tabaco en el aparato cardiovascular, particularmente las enfermedades isquémicas y las cardiopatías en general.

“Evidenciamos que, además de reducir la prevalencia de la población uruguaya en cuanto al tabaco, disminuyeron francamente las cardiopatías, en particular las isquémicas, en 17 %, en estos 10 últimos años”, resaltó.

El tabaco tiene varios componentes con una característica común y es que genera una angiopatía que determina mayor prevalencia de enfermedades cardiovasculares, especialmente el infarto agudo de miocardio y las enfermedades cerebrovasculares, las que con la política antitabaco están disminuyendo.

En el caso de las patologías oncológicas, también hay un correlato con el consumo de tabaco, pues es causal de una serie de cánceres, dentro de los cuales se destaca el de pulmón. En la población uruguaya también se reduce de modo constante la prevalencia de esa enfermedad en los hombres, no así en las mujeres, dado que en los últimos 10 años se dio un incremento en la cantidad de mujeres que fuman, lo cual se traslada en una mayor cantidad de casos de ese mal.

En ese contexto, el Ministerio de Salud Pública definió que una parte de las políticas de comunicación que desarrolla, como la nueva campaña de medios, se enfoque en la población femenina, sobre todo en la mujer joven, segmento en el que la reducción de la prevalencia fue menor respecto del hombre joven.

“En la medida en que se logren determinados resultados en la reducción de la prevalencia, se hace necesario focalizar en determinados colectivos en los que la merma es más compleja”, añadió Basso, tras explicar que la campaña hace foco en la independencia que se gana con la toma de decisiones asociadas al abandono del consumo.

Campaña Antitabaco 2018