ir al contenido

29/06/2017

En 2018 comenzará el programa escolar de salud auditiva, con características similares a los de salud bucal y visual

En 2008, en la primera presidencia de Tabaré Vázquez, se incorporó un examen auditivo a los recién nacidos y ahora se decidió lanzar en 2018 el Programa de Salud Auditiva, dijo el director general de Salud, Jorge Quian. Añadió que se otorgarán gratuitamente los audífonos o implantes que necesiten los alumnos en el marco de este programa, que funcionará con características similares a los de salud bucal y visual.

Foto: MSP

Foto: MSP

“El Programa de Salud Auditiva a recién nacidos consiste en realizar un estudio gratuito de las emisiones otoacústicas antes del alta de la maternidad”, explicó Quian, en declaraciones a la Secretaría de Comunicación Institucional. Agregó que, si el examen brinda un resultado normal y el niño no tiene factores de riesgo, “quiere decir que en principio no tendría problemas auditivos, pero si se detectan anomalías o existen factores de riesgo, hay que continuar con un control”.

Resaltó que “a nivel internacional se estima que uno de cada 1.000 recién nacidos puede tener trastornos de la audición, cifra que aumenta cuando hay factores de riesgo”. Enumeró que "estos pueden ser la prematurez, la hospitalización en terapia intensiva en el período neonatal, el uso de medicamentos con efectos ototóxicos, como algunos antibióticos, o la bilirrubina elevada; a su vez, el tener antecedentes de padres con sordera o hipoacusias o cursar enfermedades durante el embarazo, como la sífilis u otras que pueden dar trastornos en la audición”.

“Más allá de los resultados de ese primer examen, existen niños con trastornos de la audición que pueden ser captados en los primeros años de escolarización, o sea, en el jardín de infantes, entre los tres y los cinco años de edad”, detalló. “Esto es importante porque está demostrado que cuanto antes se hace el diagnóstico de trastorno de la audición, menos probabilidades de tener pérdidas en su desarrollo tiene el niño”, enfatizó.

En referencia al plan que comenzará en 2018, el jerarca señaló que actualmente “se trabaja en el consenso de los diversos actores que intervienen en el proceso de salud auditiva para presentar un plan a la Presidencia de la República”.

En este sentido, resaltó que “está claro que se seguirán analizando las emisiones otoacústicas en los recién nacidos”. Además sostuvo que, para el nuevo programa, está en consideración “qué es lo más sencillo de hacer a nivel escolar para obtener los mejores resultados”. Precisó que “se analiza qué exámenes se deben realizar además del control clínico, tanto para los que tengan factores de riesgo como para quienes tengan algún retardo en el desarrollo intelectual que hagan sospechar que tienen un problema en la audición”.

Según explicó, “en principio se implementará lo mismo en la etapa neonatal”. Quian dijo que, actualmente, "si se encuentra el examen alterado, se pasa a la consulta con el servicio de otorrinolaringología para la profundización del estudio que permite ver qué necesidades tiene el niño". Expresó: "De esta manera, se evalúa si se precisa un aparato de colocación externa, como los audífonos, o un implante mediante un acto quirúrgico”. En este punto señaló que “el Fondo Nacional de Recursos brinda en forma gratuita hasta los siete años los implantes cocleares”.