ir al contenido

05/12/2017

Etiquetado plano

El ministro de Salud, Jorge Basso, compareció ante la Comisión de Salud Pública del Senado a efectos de presentar el proyecto de ley de empaquetado y etiquetado plano de productos de tabaco, medida que Uruguay adopta en el marco del cumplimiento de los artículos 11 y 13 del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control de Tabaco que Uruguay firmó en 2004.

Foto: MSP

Foto: MSP

El ministro Basso detalló que el Convenio Marco que dio inicio hace ya 13 años a una serie de acciones y medidas que se fueron incorporando, tales como la exigencia de ambientes libres de humo de tabaco, incremento de los precios, incorporación de advertencias sanitarias, eliminación de términos engañosos (como “light”) para evitar la falsa percepción sobre productos más o menos dañinos para la salud, etc. “Ahora, tal cual lo habíamos prometido, vamos a lo que a nivel internacional se está promoviendo en algunos países, que es el etiquetado plano”, explicó Basso.

“Todos los paquetes, todos los productos de tabaco tendrán el mismo color y el mismo formato de letra. La única diferencia va a ser el nombre de la marca, pero es una presentación única por marca. Hay suficiente evidencia científica en el mundo (Australia, Reino Unido, Francia) que demuestra justamente que lo que se logra disminuyendo el atractivo de la cajilla de cigarrillos, rescatando la advertencia sanitaria, es ayudar a desestimular, sobre todo pensando en las nuevas generaciones, la adicción al tabaco”, afirmó el ministro.

Se realizaron estudios para determinar el impacto que tendrá la presentación neutra de estos productos. Asimismo, Basso afirmó que Uruguay tiene que estar preparado para eventuales litigios que se puedan venir a partir de esta medida, por parte de la industria tabacalera.

Una vez que la ley se apruebe, se dará un plazo de un año para que toda la industria pueda adaptarse en esta presentación única de acuerdo a la reglamentación correspondiente. De acuerdo a los estudios de impacto, se estima que el color elegido será el marrón.

El ministro destacó el diálogo logrado con los integrantes de la comisión del Senado, y remarcó que “Uruguay sigue disminuyendo la prevalencia de tabaco en la población adulta y en los jóvenes. Tenemos 270.000 ex fumadores que dejaron de hacerlo desde 2004 a la fecha, nos quedan todavía 560.000. Hay que seguir trabajando porque es una adicción muy compleja”, señaló Basso, quien afirmó que es necesario hacer énfasis en el sistema educativo fundamentalmente para postergar el inicio del fumar.