ir al contenido

02/02/2017

MSP insta a informarse antes de decidir cambio de prestador de salud y advierte que intermediación lucrativa es delito

Más de 1,6 millones de usuarios pueden cambiar de prestador en el período de movilidad regulada abierto este miércoles, pero se estima que lo hará 4 %. El titular de la Junta Nacional de Salud, Arturo Echevarría, instó a informarse bien antes de tomar una decisión al respecto y dijo que algunas instituciones gastan dinero de las cápitas en publicidad e intermediación lucrativa, actividad, esta última, controlada y penalizada.

Foto: Presidencia

Foto: Presidencia

Echevarría informó que son aproximadamente 1,6 millones las personas habilitadas para cambiar de prestador de salud este mes, lo cual incluye a todas las categorías, es decir trabajadores activos, jubilados, cónyuges y menores de 18 años. Una vez que optan por una institución, deben permanecer tres años en ella.

En entrevista con la Secretaría de Comunicación Institucional, el presidente de la Junta Nacional de Salud (Junasa) añadió que en los últimos años unas 62.000 personas se han cambiado de institución en cada período, que se reitera en febrero.

“La cantidad de personas que tiene la posibilidad de hacerlo aumentó, pero el porcentaje ha variado de forma poco significativa y se estima en 4 % de promedio”, indicó.

“Cambiar de prestador involucra la atención en salud de esa persona durante los próximos tres años, por lo tanto, no es una decisión trivial ni sencilla de tomar”, advirtió. “Hay que hacerlo en forma responsable y con el mejor asesoramiento posible acerca de cuáles son las prestaciones que ofrece cada institución”, agregó.

Con ese objetivo es que está disponible la información actualizada de los prestadores en la página de Internet atuservicio.uy.

“Apostamos a poder darle, en un futuro, más información a la gente para que la decisión pueda ser más fundada de lo que es hoy”, agregó Echevarría, quien se refirió a las campañas publicitarias que realizan los prestadores.

“Cuando uno hace una campaña de comunicación cuenta lo mejor que le parece que tiene su institución, por lo cual yo me asesoraría a través de la página del MSP y consultaría a usuarios de los prestadores para saber cuáles son los servicios reales que están brindando para ver si conviene cambiarse”, indicó.

Asimismo, y en lo que respecta a las acciones de intermediación lucrativa que se producen en esta época del año, en que se ofrece dinero o algún otro incentivo a cambio de una afiliación, el jerarca aseguró que se controla la situación, que ya se efectuaron denuncias y se procesan nuevas. “Ese es un delito y lo vamos a perseguir como tal”, alertó.

"Procuraremos que la Justicia actúe al respecto. Es una muy mala decisión cambiarse de institución por aceptar dinero que me pueda servir en ese momento. Esta acción va en sentido contrario a nuestro pensamiento, que debe ser una decisión bien meditada”, dijo.

Echevarría aclaró que la única forma de afiliarse a una nueva institución es concurriendo personalmente con su cédula de identidad. “Se afilia en el mostrador del prestador que eligió y no tiene que ir al Banco de Previsión Social (BPS) ni a la institución que deja. Tampoco lo tiene que hacer en la calle”, recalcó.

También se refirió a la procedencia del dinero que algunas instituciones utilizan para publicidad e incluso para acciones de intermediación lucrativa. El jerarca comentó que provienen de las cápitas que el MSP paga a los prestadores por los usuarios que tiene.

“Todo el dinero que existe para el Fondo Nacional de Salud (Fonasa) proviene de trabajadores y empresarios en función de los porcentajes que cada uno aporta (según los sueldos)”, recordó.

“El 100 % de ese dinero va para pagarle a los prestadores la atención en función del sexo y de la edad de las personas que son usuarias y debe ser utilizada para dar el mejor nivel de asistencia. Estamos en desacuerdo con que ese dinero se destine a otros fines, pues entendemos que perjudica el nivel de atención que la población debe percibir”, sostuvo.

Para Echevarría, si bien existe cierta libertad en las instituciones para darle el destino al dinero, “llama la atención que haya instituciones que destinen tres meses de cápitas para una nueva persona que estará tres años por lo menos en la institución”.

Puntualizó que algunos prestadores de salud renuncian a 8 % (lo destinan a promoción) para tener nuevos afiliados. “Eso parece incompatible con el largo debate que tienen con el MSP en torno al valor de las cápitas”, comentó.