ir al contenido

10/07/2017

Unos 70.000 trabajadores de la salud privada recibirán capacitación del Inefop para la mejora de la calidad asistencial

La formación del personal de los prestadores privados de salud fue acordada en la negociación de los Consejos de Salarios. En 2016, participaron de los cursos 50.000 funcionarios y este año lo harán unos 70.000 trabajadores, a partir del 19 de julio. La capacitación se imparte en modalidad online y aborda temas como la gestión, la seguridad del paciente, el conflicto de intereses y la calidad de la atención.

Foto: personal de salud

Foto: personal de salud

En 2017, los cursos serán brindados a través del Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop) y tendrán una carga de nueve horas. Se componen de seis módulos, algunos dirigidos a todos los integrantes del equipo de salud y otros con una mayor especialización. El período de inscripción está abierto y el registro se realiza con la cédula de identidad. El inicio de cursos está previsto para el miércoles 19 de julio. 

En la primera etapa, realizada en 2016, participaron unos 50.000 trabajadores de todo el país, en cursos no presenciales, con una carga de seis horas.

De acuerdo con lo establecido en el convenio colectivo del grupo 15 del Consejo de Salarios, que abarca a los trabajadores de las instituciones privadas de salud, quienes realicen la capacitación percibirán una partida salarial extra.

El ministro de Salud Pública, Jorge Basso, dijo a la Secretaría de Comunicación Institucional que el objetivo es reforzar la formación impartida por las instituciones académicas, como las universidades, centrándose en aspectos sustantivos para el sistema de salud, como la gestión clínica, la seguridad del paciente, el conflicto de intereses y los criterios de calidad.

El año pasado los cursos tuvieron una aceptación del 90 % entre el personal de la salud. El 80 % nunca había participado de una instancia de formación similar en el prestador para el cual trabajaba.

“Aspiramos a estar a la altura de las circunstancias, generando algo que sirva y no que se vea como un trámite para acceder a una retribución complementaria, sino que sea útil para mejorar su compromiso con la salud”, enfatizó Basso.